SEMANA 1 - COLOMBIA EN PARO: UN PAÍS DESINFORMADO

04 Junio 2021

Por: Isabella Portilla

Cubrimiento mediático del Paro Nacional.

Semana 1:

Del 28 de abril al 5 de mayo de 2021.

Comienzan las marchas y en paralelo a las protestas multitudinarias que desfilan por las calles, otras se organizan en las redes sociales. Los ciudadanos no perciben que los medios tradicionales retraten su realidad de forma veraz y deciden viralizar las expresiones pacíficas y artísticas del paro. Optan por ejercer un periodismo participativo para exponer y denunciar en directo, mediante sus teléfonos celulares, los ataques de brutalidad policial en contra de los marchantes. La crisis recrudece y al país le urge responder una pregunta:  ¿quién da las órdenes?

Empresas periodísticas como Semana, El Tiempo, RCN y Caracol parecen actuar más orientadas por los intereses de sus accionistas que por el rigor noticioso: presentan información parcializada, su visión de los hechos no dista del discurso presidencial y el enfoque se dirige hacia la “vandalización” de la marcha, minimizando el alcance de la movilización. Para los medios tradicionales de un lado están los buenos -el gobierno, la Policía- y del otro, los malos. Bajo la sombra de ese maniqueísmo se va haciendo aún más evidente su incapacidad para leer la complejidad que atraviesan los marchantes tras los efectos de una pandemia y décadas de injusticia y desigualdad social; de violencia directa, cultural y estructural.  

Mientras tanto, centros de investigación y medios alternativos con presencia digital como Dejusticia, La Oreja Roja y Verdad Abierta, entre otros, cubren la marcha desde las calles y ejercen un contrapeso a la información proveniente de los medios hegemónicos. Sus analistas y expertos explican el contexto de la crisis, dan voz a los marchantes, a las víctimas, a las movilizaciones de la periferia y a las comunidades indígenas y LGBTI. Estos medios junto a los regionales centran su atención en las necesidades y manifestaciones ciudadanas, que con sus gritos resquebrajan la retórica de la institucionalidad e interpelan el modelo neoliberal. 

Cali se convierte en epicentro del paro y otras ciudades se nutren de ese sentimiento gracias a la agitación social que se vive en el Valle del Cauca -departamento históricamente azotado por el narcotráfico que, en más de una ocasión, ha resistido al uribismo-. Según el columnista Juan David Ochoa, “un medio caleño como el Canal 2 ayudó a que las protestas se incentivaran y continuaran a través de la visualización de las violaciones de los derechos humanos por parte de las Fuerzas Militares”. Canal 2 es conocido en el sur del país por dirigir su enfoque hacia los sectores populares, y sus periodistas, desprovistos de equipos de protección bajo la cabeza de su director José Alberto Tejada, cubren los puntos críticos donde se han presentado enfrentamientos y tiroteos.  

Sin embargo, el cubrimiento más desafiante para el gobierno de Iván Duque resulta ser el de los medios internacionales. Los diarios The New York Times, El País de España, Le Monde y The Guardian critican duramente al Estado colombiano.  Estos coinciden en condenar los casos de represión policial hacia los manifestantes y denuncian al menos 24 muertos durante la primera semana. De igual forma resaltan la presión ejercida por parte de los jóvenes al punto de desestimar la reforma tributaria y de provocar la renuncia del Ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla. Y también se muestran capaces de poner en cuestión el papel de Álvaro Uribe Vélez así como el de las Fuerzas Armadas, como ocurrió con el periodista de CNN Fernando del Rincón

Entre tanto, en los 6 primeros días del paro la FLIP registra 70 agresiones a 76 víctimas de la prensa colombiana por parte de la Policía y del ESMAD con el propósito de impedir el cubrimiento.

Lea el Observatorio de la segunda semana de paro nacional aquí.

RECURSOS:

Consulte el video recopilatorio de abusos policiales por parte de un ciudadano colombiano aquí. 

Consulte la emisión de noticias del Canal Caracol del 28 de abril de 2021 aquí.

Consulte la entrevista de CNN del 5 de mayo de 2021 aquí.

Foto por: Santiago Mesa R.